jueves, 25 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Qué alegría.

Qué sorpresa.

Y qué gusto.

Ayer día 24 enchufé Radio 3 para ver qué regalo me tenía preparado nuestra emisora nacional de música para la Nochebuena.

Aunque había oído hablar del tema central de la última película de James Bond no había podido escucharlo todavía. Y entonces apareció en las ondas Jack White con Alicia Keys. Desde hace 24 horas no paro de escuchar "Another way to die".

Creo que no me aventuro demasiado si afirmo que esta canción opta tanto al Grammy como al Oscar.

Una vez más: grande Jack.

Y Feliz Navidad.

video

jueves, 4 de diciembre de 2008

Cinco píldoras de esperanza

El "anónimo" tiene toda la razón del mundo. Necesitaba un grito de este tipo para salir del letargo en el que estoy sumido. Es la vida en la ciudad. Es el virus social que nos aliena, que nos lleva a la nada.

Por eso, la música nos vuelve a rescatar. Nos da las alas para sobrevolar con la imaginación la urbe y volver a soñar.

Cinco discos me han hecho recuperar la esperanza.

1. Silversun Pickups: Carnavas.
Llevaba tiempo con ganas de hablar de este disco de hace dos años. No he sabido de su existencia hasta este verano, en el que el Pelícano me daba noticia de un single suyo: "Lazy Eye". Muy recomendable. Suenan a los Smashing Pumpkins del Siamese Dream. Si Billy Corgan hubiera seguido con su propuesta inicial, este disco llevaría seguramente su firma. Un regalo para los que crecimos con el sonido alternativo de los 90.
2. Smashing Pumpkins: Adore.
Curioso, ¿verdad? Añorando los Smashing clásicos y hablando sin embargo de los Smashing más experimentales. Disco del año 98, en el que no cuentan con su batería. Era un trabajo muy electrónico y de atmósferas. Nostálgico, siniestro, melancólico; pero sobre todo, precioso. Un disco para escucharlo con los ojos cerrados y evadirse de esta vida ajeteadra. No sé con qué canción quedarme... tal vez "Blank Page".

3. Guns and Roses: Chinese Democracy.
Hace unos días le comenté a un amigo que nunca más reconocería que había escuchado en mi vida a los Guns. Me daba vergüenza. Pero me he arrepentido. Leyendo el otro día una crítica en la Rock Zone de Jordi Meya, caí en la cuenta de que en realidad toda una generación habíamos enganchado con el rock gracias a los macarras más escandalosos de Los Ángeles. Axl Rose es un demente... y un genio a la vez. He escuchado algunas canciones en MySpace y no he podido reprimir la sonrisa. Esa sonrisa que te sale cuando después de unos años te cruzas por la calle con el alumno más desastre de tu promoción. Ese que la montaba todo el día, pero sin el que los días hubieran sido monótonos.


4. Franz Ferdinand: Tonight (Franz Ferdinand).
Solo he podido escuchar el single de adelanto, "Ulysses". Ya se ve que se les ha pegado algo de los Scissor Sisters. Más bailable y más desenfadado. Habrá que esperar a su lanzamiento de enero para poder valorarlo bien. Es mi gran esperanza para el 2009.

5. Eminem: Relapse.
No sé qué decir de este disco. Principalmente, porque solo he escuchado una canción suelta que no llega a los dos minutos. Parece ser que Eminem ha vuelto al hip hop más callejero, alejándose del comercial en el que se había sumergido. No sé. Lo que está claro es que ha regresado uno de los más grandes. Esperemos que en plenitud de facultades. Puede que sea este diciembre cuando lo comprobemos.


PD: Gracias, anónimo.