lunes, 31 de marzo de 2008

En acústico y para ti

Lori Meyers, Sala Castelló. Barcelona, 28-III-2008.

Discos Castelló, una de las mejores tiendas del gremio de la Ciudad Condal, tuvo una ocurrente idea con motivo de la visita de los granadinos a Barcelona para promocionar su último album. No fue otra que organizar un showcase acústico exclusivo en la sala adjunta a la tienda, y cuya entrada solo era posible habiendo adquirido Cronolánea en el comercio, en el mismo local la noche del concierto o apuntándose en el foro de la web oficial del grupo. Yo elegí esta última opción, entre otras cosas porque ya había comprado el disco (primer Lp de mi vida que compro el mismo día que es publicado), aunque no sin algunas complicaciones previas debidas al despiste del aquí firmante. Aprovecho para saludar y agradecer al administrador del foro y a Vik por incluirme en la lista de invitados.

La velada empezó bien, ya que caminando hacia la sala, me topé con Noni hablando por el móvil. No dudé en seguirle hasta un bar próximo al local, donde pude conocerle a él y a Alejandro y charlar con ellos. Son gente de lo más simpática y natural, y muy agradecida a los que nos gusta su música. Con este encuentro, ya puedo decir que yo soy de Alejandro, como digo que soy de McCartney, porque el guitarrista (y ahora también en ocasiones cantante) de Lori Meyers es del Atleti. Noni (Lennon), como él mismo afirmaba, es merengón.

Tras un par de cervezas nos dirigimos por fin al lugar del concierto. El aforo de algo más de 100 personas esta casi cubierto y tras unos minutos, unos muy accesibles e ilusionados Noni y Alejandro se situan en el mini escenario con sus respectivas guitarras. Se nota que tienen ganas de desgranar sus nuevas canciones ante la legión de fans barcelonesa y desde el principio avisan que el show será de interactuación y el set list improvisado con la ayuda del público.

Comienzan con el toque flamenco y optimista del tema que cierra Cronolánea, "Copa para dos", y la verdad, que mejor manera: Porque todo es tan dificil con la fácil que es. Esta estrofa ya ha pasado a ser mi canto a la vida. Tras algunos chistes del (aquella noche) dúo, el buenrollismo se adueña de la sala, para seguir con "Funcionará", la cual nos mece a base de coros en un estilo ya patentado por Lori Meyers. La siguiente canción es a elección del respetable. Mi sector propone "Mujer esponja", pero se impone "Luciérnagas y mariposas". Ya hablé en otro post acerca de este grandioso tema, que lo es más, si cabe, en directo y todavía más emocionante e íntimo en acústico. Fue un momento, en el que además aproveché para llamar a cierta persona y que también disfrutara del tema a mi lado.

Aplausos, risas, humo y sensación de concierto clandestino con la excitación y privilegio que ello conlleva, dan paso a "Tokyo ya no nos quiere", corte de su album début, con amago incluido por parte del público de ayuda en los coros finales, (si te quieres venir) pero sin mucho éxito. El grupo lo agradeció irónicamente comentando que esos son los verdaderos fans: los que están pendientes únicamente de la canción y el artista. A continuación, Alejandro se adueña del micro para interpretar la desgarradora y bella balada “Saudade”. Es increible lo bien que canta, demostrando que Lori Meyers son una de esas bandas con los recursos propios de aquéllas que después son recordadas para la posteridad.

Los momentos finales de la noche se acercan con Noni recordando un fragmento (le costó un poco retomar los acordes) de una de las primeras maquetas del grupo. Le siguió otro tema cantado por Alejandro, “El secreto mejor guardado” con sonido 100% made in USA y como broche final, cierre apoteósico con el single de presentación de Cronolánea, “Luces de neón”. Sin duda alguna, una de las canciones de este año: directa, pegadiza y punzante y que si ya tiene fuerza en acústico no quiero imaginarla con el resto de miembros de la banda.

La sensación tras el concierto fue un agradable sabor de boca, aunque acompañado de la insatisfacción de no escuchar más temas, que por falta de tiempo no fue posible (en palabras de Noni, the time is the time). Solo me queda esperar a verles el próximo día 25 de Abril en la Sala Apolo para degustar el resto del album y volver a disfrutar con los temas antiguos.

Hasta entonces, queda un mundo por delante.

1 comentario:

Kijar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.